Diversidades sexo-genéricas y vejeces

La diversidad está presente en todas las edades

Durante julio de este año en Espacio Reconto aperturamos una nueva línea de desarrollo: Diversidad sexo-genérica y vejeces, la que plantea una serie de hitos relevantes para instalar la temática en el ámbito social, así como en el quehacer psico-gerontológico. Para llevar a la práctica este desafío Patricia Pinto Aguilar, psicogerontológa y fundadora de Espacio Reconto invitó a participar como profesional colaborador a Azul Puig, antropólogo social y artista autodidácta, interesado en la salud mental de personas mayores del colectivo LGTBIQA+.

Primera fase: visibilizar

Aperturar el tema en el mes del Orgullo

En nuestro 2° episodio, del Podcast de Espacio Reconto “Salud mental y derechos humanos: un desafío intergeneracional”, y en el marco del pasado 28 de junio Día Internacional del Orgullo, tuvimos un nuevo encuentro para dialogar sobre estos grandes pilares: los derechos humanos y la salud mental. En esta oportunidad compartimos con Penny Peralta, psicóloga y fundadora del Centro Espacio Seguro y José Tomas Díaz psicólogo pasante del mismo centro.

En este episodio, buscamos visibilizar y dar lugar a la vida de muchas personas mayores que se reconocen a sí mismas como parte del colectivo LGTBIQA+, intentamos aproximarnos a sus experiencias, temores y alegrías, las que fueron expresadas en el «Grupo de Encuentro para Adultos y Personas Mayores LGTBIQIA+”, moderado por José Tomás. Reflexionamos sobre la doble discriminación que viven las personas mayores del colectivo LGTBIQ+, la homo/lesbi/trans+ fobia y el viejismo.

Aquí puedes escuchar lo que fue este interesante episodio de nuestro Podcast.

Difundir por las RRSS

Esta primera fase incluyó diversas actividades de difusión a través de nuestras redes sociales, las que buscan visibilizar la importancia de hablar de diversidad en las vejeces, en este caso de integrar dentro de los imaginarios, discursos colectivos y también en las prácticas cotidianas a las personas mayores del colecto LGTBIQA+.

Una de las acciones que realizamos fue crear material de sensibilización que llamamos Brevario «Cómo podemos contribuir al buen trato hacia las personas. mayores pertenecientes a la diversidad sexual y de género», lo difundimos a través de las redes sociales, lo hicimos en formato carrusel y lo compartimos por el instagram y facebook de Espacio Reconto. Material que tuvo muy buena llegada y fue compartido por muchas personas en sus cuentas personales y de organizaciones a fines.

En esta primera fase, también realizamos un Live por Instagram, sobre «Diversidad sexual en las vejeces: convivencia cotidiana e investigación inclusiva», donde Azul Puig y Patricia Pinto Aguilar entrevistaron a Esteban Rojas, antropólogo social de la Universidad de Chile e investigador gay interesado en envejecimientos no normativos y LGTBIQA+, quien además, en la última marcha por el Día del Orgullo llevó consigo una pancarta visibilizando el estigma y edadismo que viven las personas mayores de la comunidad LGTBIQA+, lo fotografiaron en ese momento y se viralizó en las cuentas relacionadas a temas de personas mayores.

En el Live realizado con Esteban, pudimos profundizar en sus intereses y motivaciones en la investigación de personas mayores de la comunidad LGTBIQA+, así como de las notables experiencias, discursos y casi manifiesto que pudo obtener de las entrevistas a personas mayores gay y lesbianas de distintas comunas de Santiago y de Viña del Mar. En este espacio Esteban nos comentó lo difícil que fue encontrar antecedentes, estudios y experiencias que visibilizaran la vida de personas de la comunidad y sus procesos de envejecimiento, siendo menos visible aún, la información sobre los envejecimientos lésbicos y bisexuales. También nos contó, cómo desde las mismas entrevistas pudo identificar diferencias importantes que se observan entre la 3era (de 60 a 79 años) y 4ta edad 8sobre 80 años), así como entre las expectativas y mandatos heteronormativos que diferencian lo femenino y masculino. Además, relevó la importancia del contexto sociocultural, político y familiar que antecedió las juventudes y adulteces de quienes hoy son personas mayores de la comunidad, frente a esto Estaban nos señaló «las personas gays por ejemplo, sabemos desde chicas que somos somos gays porque tenemos un imaginario social sobre la homosexualidad masculina, pero cuando una lesbiana de por ejemplo 70 años, en su pubertad no tenía referentes, por tanto, los closet funcionan distintos entre las trayectorias lésbicas y las trayectorias gays…«.

Para seguir conociendo más, te invitamos a ver la entrevista completa haz click en este Live.

2da fase: emparejar la cancha y educar

Posterior a las acciones previas de difusión de la primera fase, realizamos en formato Clase Magistral, un encuentro formativo y abierto a toda persona interesada, lo llamamos Salud mental de las personas mayores de la comunidad LGTBIQA+.

Para ello invitamos nuevamente a nuestros amigues del Centro Espacio Seguro. En esta oportunidad, nos acompañó Constanza Galvez, a quien la convocamos con el desafío de emparejar la cancha e introducir conceptos y temáticas globales sobre género y diversidades sexo genéricas.

Constanza, comenzó explicando las diferencias entre características sexuales y sexo registral, identidad y expresión de género, atracción afectiva y sexual, y cómo todo esto construye lo que entendemos por sexualidad humana. Además, nos compartió una muy buena herramienta para explorar personalmente estos conceptos: el unicornio del género. Al final de su exposición, nos mostró diversos estudios que evidencian que pertenecer al colectivo LGBTIQA+ es un factor de riesgo para la salud mental, sobre todo en familias, comunidades y sociedades donde predomina la cultura hetero-cis-patriarcal.

Parte de la presentación de Constanza en la clase Magistral

En la segunda parte de la clase, expuso Patricia Pinto Aguilar, quien relevó la necesidad de abordar la gerontología desde un enfoque interseccional y de derechos. Si las personas mayores en general se encuentran abandonadas por las políticas públicas, esto se acrecienta hacia personas mayores LGBT+, un grupo aún más invisibilizado y vulnerado.

Parte de la presentación de Patricia en la Clase Magistral

Luego, Patricia nos hizo un recorrido por la escasa literatura disponible y especializada, en la salud mental de este grupo, mostrándonos las consecuencias de haber vivido épocas altamente homo-lesbo-transfóbicas, los dilemas y pérdidas que puede experimentar este grupo, pero también mostró un estudio que señala que hay personas mayores que tienen mayor capacidad de resiliencia en la vejez al haber estado expuestas históricamente a la discriminación, un complejo antecedente que hace una llamado urgente a la toma de conciencia.

Por otra parte, Patricia nos invitó a reflexionar sobre el rol que la psicología y la psiquiatría ha tenido históricamente en la patologización de la diversidad sexual y de género, haciendo un llamado a cambiar el rumbo de estas disciplinas, a través de incorporar la interseccionalidad, educarnos y construir espacios libres de discriminación y de violencia. También hizo un llamado a las organizaciones y colectivos que luchan por los derechos de las diversidades y del feminismo a incluir en sus discursos y banderas los derechos de las personas mayores. ¡El llamado es a que el activismo debe ser intergeneracional!

Finalmente, expuso el profesional colaborador de Espacio Reconto Azul Puig, adentrándonos en la experiencia de personas mayores trans* (transgénero, transexuales y travestis).

Interesante línea del tiempo con los principales hitos que impactan a la comunidad LGTBIQA+ en Chile

En primer lugar, comenzó aclarando que no existen datos precisos sobre la expectativa de vida de las personas trans en Latinoamérica. Sí hay información sobre mujeres trans trabajadoras sexuales de sectores urbanos, donde se habla de un promedio de 40 años de vida. Sin embargo, esto no podría extrapolarse a toda la población trans (mujeres, hombres, no binaries, etc.), pues hay otros factores a considerar. También nos cuenta que las transiciones de género pueden ser a cualquier edad, desde la infancia hasta la vejez, lo que hace muy diversas las trayectorias de vida de las personas trans adultas.

Lo más valorado de nuestro espacio fue la participación de Patricio Vega, quien se define a sí mismo como hombre mayor trans de 64 años. Patricio nos transmitió sus reflexiones respecto a haber vivido un contexto donde no existía el concepto “trans”, los hombres trans o trans masculinidades no existían en el imaginario social, mientras que las trans femenidades solamente eran reconocidas en el rol de trabajadora sexual y expuestas a múltiples violencias y exclusiones sociales. Asimismo, él pertenece a una generación que vivió de inicio a fin la dictadura militar en Chile, periodo donde ser una disidencia sexual aumentaba el riesgo de ser violentado por las fuerzas militares y no existían garantías ni información sobre los derechos de la población LGBTIQA+. En este contexto, Patricio nos menciona que es común que existan personas de 40 años hacia arriba que solo recientemente hayan sido capaces de vivir abiertamente su identidad y/o su sexualidad.

Patricio Vega

La clase finalizó con la siguiente pregunta: ¿Cómo puedes contribuir al bienestar y la dignidad de las personas mayores LGBTIQA+ desde tu labor profesional o tu rol ciudadano? Las reflexiones fueron muy interesantes, conmovedoras y llenas de motivación a querer generar cambios desde el espacio personal, laboral y del territorio.

¡Estos fueron los comentarios!, ¿y tú que nos lees, cómo contribuirías?

Pregunta que nos hizo en la Clase Magistral Azul Puig y Patricio Vega

Por sociedades inclusivas con todas las edades y diversidades

En Espacio Reconto buscamos visibilizar que las personas mayores LGBTBIQA+ sí existen y tienen mucho que contar sobre su experiencia de vida. Por ello, realizamos una entrevista a Patricio Vega, donde pudimos conocerlo a él y su historia. Allí nos comentó las principales dificultades que vivió a lo largo de su vida y cómo su transición de género a los 60 años fue un renacimiento para él.

Patricio hace un llamado a les profesionales de la salud y de la salud mental a educarse sobre las vivencias trans. Por otro lado, les dice a las personas mayores LGBTBIQA+ que siempre es momento para vivir como elles quieren.

¡Te invitamos a ver esta emotiva y potente entrevista, vela aquí o por nuestro canal de YouTube!

Cápsula de la entrevista realizada por Azul Puig a Patricio Vega. Grabación y edición Sofía Del Pozo

Próximas fases: la diversidad sexo-genérica en personas mayores, un camino que recién se está edificando

Frase compartida por Constanza Galvez, psicóloga y una de las directoras del Centro Espacio Seguro

Tenemos grandes desafíos, como Espacio Reconto estamos dando los primeros pasos, estamos visibilizando e instando la temática, pero queda todo por avanzar y construir de forma colaborativa. Estamos planificando nuevos espacios de difusión, talleres educativos y ojalá más temprano que tarde espacios clínicos inclusivos para personas mayores, para que todes se sientan bienvenides, incluida la comunidad LGTBIQA+, anhelamos también crear o participar espacios de investigación para aportar con la experiencia y desde el contexto sociocultural chileno y local.

¿Estamos en el mismo camino?

¿Conoces o eres una persona mayor LGBTBIQA+ que quiere contar su historia?

¿Perteneces a una organización o eres profesional del área de la salud mental con experiencia y/o formación en diversidad sexo-genérica y te interesa el abordaje intergeneracional y/o trabajo con personas mayores?

¿Perteneces a la academia y te interesa comenzar a abordar estas temáticas?

¿Eres parte de un medio de comunicación y te genera interés genuino esta temática?

¡Estamos en el momento justo, escríbenos a info@espacioreconto.com

Conversatorio internacional: «Psicogerontología en la teleasistencia y atención domiciliaria»

El conversatorio se realizará el lunes 22 de noviembre a las 12h México, 15h Chile y 19h España.

En este espacio dialogaremos sobre la importancia y desafíos de la psicogerontología en la teleasistencia y atención domiciliaria de personas mayores y sus familias.

Será moderado por Patricia Pinto Aguilar, fundadora y directora de Espacio Reconto y tendremos de expositores a Sandra Pàimes psicóloga y psicogerontóloga española y a profesionales colaboradores de Espacio Reconto la psicóloga mexicana con formación en clínica y psicogeriatría Rosy Helfón-Harari y el psiquiatra chileno con experiencia y formación psicogerontológica Roberto Sunkel.

La actividad es gratuita y abierta a todo público, sobre todo se invita a profesionales y técnicos de la salud mental o que trabajan con personas mayores que presentan problemáticas de salud mental.

Te puedes inscribir en el siguiente link

A las y los inscritos se les enviará un su correo, con los datos para el acceso al conversatorio a realizarse vía Zoom, el que se transmitirá por el Youtube de Espacio Reconto.

Día de la Salud Mental, 10 de octubre

Por Bertha Ochoa, psicóloga Espacio Reconto

El 10 de octubre de cada año se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, un día en donde organizaciones, gobiernos y profesionales en diferentes partes del mundo unen esfuerzos por evidenciar los logros, los alcances y la importancia de la salud mental en la población, sin embargo, es necesario evidenciar la urgencia de las necesidades que representa la falta de salud mental en personas de todas las edades.

La Organización Mundial de la Salud (OMS, 2020) define la salud mental como “un estado de bienestar en el que la persona realiza sus capacidades y es capaz de hacer frente al estrés normal de la vida, de trabajar de forma productiva y de contribuir a su comunidad”, de acuerdo con la Organización de Naciones Unidas (ONU, 2018), la salud mental es un derecho humano. Hoy más que nunca el tema de salud mental esta sobre la mesa, esta presente en las agendas y en las prioridades de la mayoría de los gobiernos de diferentes países del mundo, esto como consecuencia de la Pandemia por COVID-19, si algo vino a evidenciar la pandemia fue la importancia de estar bien con nosotros mismos y los demás.

Sin embargo, hay una brecha importante y sobre todo alarmante entre la salud física y la salud mental, ya que en ningún país del mundo hay una igualdad entre estas disciplinas, si consideramos la práctica profesional, presupuesto, educación, espacios y promoción de las mismas, la salud mental sigue siendo olvidada, rezagada e invalidada.

Es importante recordar que una persona se suicida cada 40 segundos alrededor del mundo, cerca de 1000 millones de personas viven con un trastorno mental. Hoy 10 de octubre es un buen día para unir esfuerzos a nivel global y recordar que sin salud mental no hay salud, no tener salud mental nos puede imposibilitar de ir a la escuela o a trabajar, no tener salud mental significa no reconocer y manifestar nuestros sentimientos, no poder interactuar con los demás, no disfrutar la vida, no estar satisfechos con nosotros mismos, entre muchas cosas más.

En la medida de que vamos envejeciendo estos derechos no se pierden, la salud mental es uno de ellos.

Lo único que sé es que cualquier persona que quiera puede mejorar su bienestar

Carl Rogers

¿Sabías que la OMS diseñó un Plan de acción sobre salud mental para ser difundido e implementado entre el año 2015-2020? Te invitamos a conocerlo.

5º Congreso Internacional de Medicina de Rehabilitación CIMER 2021 y el 1° Congreso Internacional de Electrodiagnóstico y Monitoreo Intraoperatorio CINEMI 2021


Patricia Pinto Aguilar Fundadora y Directora de Espacio Reconto, participó como conferencista en el 5º Congreso Internacional de Medicina de Rehabilitación CIMER 2021 y el 1° Congreso Internacional de Electrodiagnóstico y Monitoreo Intraoperatorio CINEMI 2021, que se llevó a cabo en Puerto Vallarta México, el 16 al 18 de Septiembre del 2021.

Inauguración Congreso

En palabras de Patricia Pinto, fue un “encuentro presencial anhelado, pues fue mi primera experiencia de docencia que no fuera virtual!, un honor participar representando a Espacio Reconto y conocer a otras y otros profesionales del ámbito de la geriatría y gerontología tanto de México como de otros países de latinoamérica, también hubo conferencistas de Estados Unidos, incluso Japón.

Lo que sí extrañé fue que asistieron más personas a la sala de gerontogeriatría, aún es un tema que necesita mayor visibilización y difusión, ¡pero son importantes avances! Sobre todo al tener la oportunidad de reflexionar sobre la psicogerontología, la salud mental en personas mayores, así como grandes temas como las terapias no farmacológicas, el Geroactivismo y la urgente necesidad de instalar la perspectiva de derechos, género y atención centrada en la persona”.

Te invitamos a ver algunas fotografías y videos de este enriquecedor espacio para compartir conocimiento.

21 de septiembre Día Internacional de la Paz y Día Mundial del Alzheimer


“Hay que haber empezado a perder la Memoria, aunque sea sólo a retazos, para darse cuenta de que esta memoria es lo que constituye toda nuestra vida”.

La anterior, es una frase del cineasta español Luis Buñuel y fue inspirada en su madre, quien fue perdiendo lentamente su memoria, proceso vivenciado por Luis y por su familia, ante el cual señaló una vez “llegó a no reconocer ni a sus hijos, a no saber quiénes éramos, ni quién era ella”.

En este día doblemente importante queremos reflexionar sobre las pérdidas de memoria y si lo vinculamos a la búsqueda incesante de la Paz, consideramos que ella no es posible si olvidamos crímenes de leshumanidad y vulneraciones de derechos que han vivido tantos grupos históricamente vulnerados como son niños, niñas y adolescentes, migrantes, mujeres, integrantes del grupo LGTBIQ+, así como las personas mayores. No se logra la Paz si no se favorece la equidad y justicia social.

En este espacio de reflexión, nos centraremos en cómo afecta la pérdida de memoria a nivel individual y cómo se puede favorecer o no un mejor estado de bienestar psicológico.

¿Por qué es importante preguntarnos qué nos pasa cuando tenemos olvidos?

La pérdida de memoria casi total, como se vivencia en el alzheimer en sus últimas fases y que fue experimentada por la madre y familia del cineasta español Luis Buñuel, es una realidad de una parte de la población. En el mundo, el 8,1% de las mujeres y el 5,4% de los hombres mayores de 65 años viven con demencia, esto es aproximadamente 55 millones de personas y se espera que al 2050 aumente a 139 millones de personas en el mundo (OMS, 2021), a pesar de esto solo ¼ de los países cuenta con una política, estrategia o plan nacional de apoyo a las personas con demencia y sus familias (OMS, 2021). Pero como se lee, no es más del 10% de la población mayor, por tanto, no toda pérdida de memoria significa que tenemos alzheimer, pero sí es importante estar alertas.

La mayoría de las personas presentan cambios y pérdidas de memoria durante la vida, todos y todas hemos olvidado un número de teléfono, el nombre de una persona o donde hemos dejado las llaves. Pero, es durante el proceso de envejecimiento que los cambios de nuestra memoria, se pueden ver y experimentar de forma más notoria. Frente a estos cambios mnésicos (de la memoria), se producen diversas formas de afrontamiento por parte de la persona que los vivencia. Desde 1994 la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Internacional de Alzheimer establecieron el 21 de septiembre como Día Mundial del Alzheimer, mediante el cual se busca difundir información sobre esta condición, con el fin de generar mayor conocimiento sobre la misma, concientizar a la población, de quienes posiblemente piensan que pueden presentarla y de sus familias. Hoy 21 de septiembre, día mundial del alzheimer, los invito a reflexionar sobre esos primeros cambios y pérdidas de la memoria y su forma de afrontamiento. 

¿Qué es la memoria y por qué se ve afectada?

Uno de los cambios que se suscitan durante toda la vida, pero sobre todo durante el proceso de envejecimiento son los cambios cognitivos, es decir, aquellos “procesos mentales que nos permiten elaborar la información que recibimos del entorno y utilizarla para dar respuesta a nuestras necesidades” (Villar & Triadó, 2007). Dentro de los procesos cognitivos se encuentra la memoria, que está compuesta por subsistemas complejos, diferentes y relacionados entre sí, los que tienen como función recibir, recoger, almacenar y recuperar información (Belloch & Paredes, s/f. En Buendía, 1994). Frente a las fallas de memoria tenemos que diferenciar: 

* Las pérdidas de memoria habituales y que son necesarias, pues no podemos almacenar y recordar cada palabra y segundo de nuestras vidas. El olvido y la represión también son necesarios en ciertos momentos.

* El deterioro cognitivo leve o actualmente llamado trastorno neurocognitivo menor, alude a las pérdidas de memoria y de otras funciones cognitivas, que no implican un cambio en nuestras actividades cotidianas, pero sí preocupan a la persona o su entorno.

* El trastorno neurocognitivo mayor, que se refiere a la demencia como lo es el alzheimer, implica el declive importante en el desempeño en uno o más dominios cognitivos, incluye la preocupación propia o de otros respecto a ese estado. Dichos déficit interfieren en nuestras actividades de la vida diaria y se requiere asistencia para realizarlas. Dicho declive, se puede verificar con pruebas neuropsicológicas. Por último, estos declives no deben estar relacionados con estados anímicos como depresión o duelo, ni delirium.

No sólo los cambios estructurales y funcionales del cerebro pueden afectar la memoria, sino también los cambios en nuestra vida y rutina, como ocurre al jubilarnos, donde cambia nuestros horarios, actividades e interacciones. También ocurren cambios en nuestra memoria y funciones cognitivas, cuando tenemos una disminución de estimulación cognitiva al tener menos exigencias del medio, como ha pasado por ejemplo, durante la pandemia y cuarentenas, a partir de las cuales ha cambiado nuestra vida, los días parecen todos iguales, no hay diferencias claras entre días de semana y los de descanso, los niños, niñas y adolescentes dejaron de asistir presencialmente a la escuela, al igual que muchos y muchas trabajadores estuvieron o están en home office, además, muchas personas que ya presentaban deterioro cognitivo leve o demencia dejaron de asistir a sus tratamientos porque se interrumpieron, lo que aumentó la desorientación e incrementó el avance del deterioro cognitivo. La pérdida de hábitos, como la lectura y la escritura, las actualizaciones de las nuevas tecnologías y la dificultad de adaptarnos a ellas, así como la falta de apoyo, también inhiben u obstaculizan la ejercitación de nuestra memoria y otras funciones cognitivas. 

Por lo tanto, no cualquier pérdida de memoria significa que tenemos demencia como lo es el alzheimer. Pero, si es importante que pidamos una valoración de nuestra memoria, cuando las fallas se hacen más frecuentes, así cuando nos damos cuenta que nosotros/as o nuestro familiar necesita pedir ayuda en actividades o rutinas que antes las realizamos solos o solas.

Los estados subjetivos como el estrés, la ansiedad, los duelos y la depresión son factores que también dificultan el funcionamiento de nuestra memoria y de nuestro estado anímico general.. Junto a esto, se agrega el nivel de autoexigencia y los significados que le atribuimos a los fallos de memoria, lo que también pueden afectar el funcionamiento, sea a la hora almacenar o recuperar la información (Instituto de Salud Pública de Madrid s/f). Esto último, se da por ejemplo, cuando somos muy críticos con nosotros mismos y nos irritamos al olvidarnos de algún detalle o nos culpabilizamos. 

¿Cómo afectan las pérdidas de memoria a la persona?

Independientemente del nivel de deterioro o su causa, se observa que la pérdida de memoria es una de las quejas subjetivas mas frecuente en las personas mayores (Jódar, 1994. En Fernández-Ballesteros, 2004; Montejo, et. al., 2011) y constituyen uno de los motivos de consulta más comunes en los servicios de salud (Menéndez, et. al, 2005; Bermejo, 1999. En Lozoya, et. al, 2012). La sensación de pérdida de memoria, es importante para la persona y su entorno, porque afecta nuestra autoestima, el desempeño e independencia ante las diversas actividades cotidianas esenciales para la vida, como el autocuidado, la toma de decisiones, la comunicación, relaciones sociales, en general, la relación que tenemos, tanto con nuestro mundo interno como externo.

Cuando nos damos cuenta que nos está fallando la memoria, reaccionamos de diversas maneras y ahí se pone en juego nuestras experiencias de vida, el apoyo o no de nuestro entorno y nuestra personalidad.

Por ejemplo, en personas de rasgos obsesivos puede que sea difícil de asumir esas fallas y se torne un desafío, en el cual estén por ejemplo, contando la cantidad de veces que han olvidado algo durante el día o los segundos que demora en recordar alguna palabra o situación. En personas con rasgos melancólicos o estén cruzando un duelo o una depresión, las pérdidas de memoria son comunes e incluso esperables, pero también puede ser que dichas fallas de memoria, le afecten más aún su estado de ánimo. En otras personas que tal vez, son más impulsivas o impacientes, puede que se irriten y tiendan a decir muchas palabras o dar muchas ideas intentando recuperar la información que no encuentran. Personas de rasgos más dependientes, puede que tiendan a requerir mucho más de los demás y se vuelvan más demandantes al presentar olvidos. Por otra parte, nuestro entorno es clave a la hora de tener mayor confianza o no frente a estos fallos de memoria, por ejemplo, familiares o amistades que increpan, se burlan o son muy exigentes o no desafían a la persona a intentar reforzar su memoria, pueden inhibir o incluso favorecer estados anímicos desfavorables en quien presenta dichas quejas de memoria.

Por lo tanto, la percepción de las fallas de memoria es altamente relevante en la vida de las personas. Los olvidos no sólo afectan el cotidiano, sino también la relación con los otros y consigo mismos. Independientemente del nivel de deterioro cognitivo que tenga la persona, la percepción de que la memoria está fallando ya es un elemento a tener en consideración y puede ser de gran utilidad tanto para la persona como para quienes la rodean. 

Uno de los puntos más relevantes de las pérdidas de memoria, es tener la conciencia de que se pueden estar evaporando nuestros recuerdos, es decir, somos conscientes de que nuestra identidad puede quebrajarse, sin embargo, incluso en casos más avanzados de demencia, siempre quedan huellas de quienes somos y quienes fuimos, nuestra identidad se puede quebrar, pero no desaparece.

Conoce Espacio Reconto

Si piensas que tu o algún familiar o persona cercana pueda estar presentando alguna de las situaciones comentadas en este artículo, te invitamos a conversar y veamos en conjunto si dicha situación puede requerir una evaluación o ser parte de algunos de los programas o servicios que ofrecemos en Espacio Reconto. Si tienes dudas o necesitas orientación puedes solicitar una breve asesoría de 10 minutos sin costo, haz click aquí.

Además, te invitamos a nuestro Taller Activando la Memoria a través del ejercicio Teatral, realizado por la actriz Ximena Luz Morgado.

Destinado a: mujeres mayores de 18 años, de Chile y México, se invita a mujeres de diferentes generaciones de una familia, abuelas, hijas, nietas, bisnietas (sobre 18 años). Abierto a personas con diversos tipos de funcionalidad, lo importante es que pueda comprender y comunicarse sin dificultad.
Objetivo: estimular y ejercitar las habilidades comunicativas naturales de las personas a través de técnicas teatrales que trabajan con la memoria, emociones, sentidos y cuerpo sentidos y el cuerpo.

Visita las redes sociales de Espacio Reconto

Referencias del artículo

Belloch & Paredes, s/f. En Buendía, J. (1994). Envejecimiento y psicología de la salud, Madrid, España: Siglo Veintiuno Editores.

Instituto de Salud Pública de Madrid (s/f). La memoria programa de estimulación y mantenimiento cognitivo. Madrid, España: Nueva Imprenta.

Jodar (1994). En Fernández-Ballesteros, R. (2004). Gerontología social. Madrid, España: Pirámide.

Menéndez, M., García, C., Antón, C., Catayud, M, González, S., Blázquez, B. (2005). En Lozoya-Delgado, P., Ruiz-Sánchez de León, J., Pedrero-Pérez, E. (2012). Validación de un cuestionario de quejas cognitivas para adultos jóvenes: relación entre las quejas subjetivas de memoria, la sintomatología prefrontal y el estrés percibido. Revista Neurología, 54(3), 137-150.

Montejo, P., Montenegro, M., Sueiro-Abad, M., Fernández-Blázquez, M. (2011). Cuestionario de fallos de memoria de la vida cotidiana: datos normativos para mayores. Psicogeriatría, 3(4), 167-171.

OMS. (2021). El mundo no está abordando el reto de la demencia. Extráido de https://www.who.int/es/news/item/02-09-2021-world-failing-to-address-dementia-challenge

Villar, F. & Triadó, C. (2007). Psicología de la vejez, Madrid, España: Alianza Editorial.

Este artículo fue escrito por Patricia Pinto Aguilar.

Fundadora y Directora de Espacio Reconto

21 de septiembre 2021

Encuentros Reconto. Salud mental y prevención del suicidio en personas mayores.


El 10 de septiembre es el día internacional de la Prevención del Suicidio y en Espacio Reconto en esta oportunidad, invitamos a reflexionar sobre la salud mental y suicidio en personas mayores y cómo este delicado tema, pese a ser frecuente en este grupo etario, es tan escasamente visibilizado. 

En esta oportunidad el espacio fue convocado por Patricia Pinto Aguilar, donde presentó los principales antecedentes, datos a nivel latinoamericano y chileno respecto a la salud mental y tasa de suicidio en personas mayores, así como algunos de los principales factores de riesgo y señales de alerta.

En el espacio participaron representantes de la sociedad civil, profesionales del ámbito gerontológico de centros de día, residencia de larga estadía, con quienes pudimos dialogar y reflexionar sobre lo lo poco visibilizada que está la salud mental y la prevención del suicidio dirigida a las personas mayores, este desafío se encuentra a nivel de las políticas públicas, pero también en términos de la formación y capacitación de los equipos y profesionales del ámbito sociosanitario pero también de aquellos/as que trabajan desde la salud mental. Importantes desafíos a trabajar de forma mancomunada entre todos los actores, del ámbito público, privado, de las organizaciones de la sociedad civil, comunidad, así como de cada uno de nosotros y nosotras.


Para ver la grabación de nuestro Encuentro, haz click aquí

15 de junio Día Mundial de Toma de Conciencia de Abuso y Maltrato en la Vejez: hablemos de violencia estructural y suicidio.

15 junio, violencia estructural y suicidio

Ilustración sobre persona mayor que se suicidó en Costanera Center, Chile.
Autor de ilustración desconocido/a


Todos los años hemos sido testigos de cómo varias personas han decidido terminar con su vida en el templo del consumismo chileno, el Costanera Center, en Santiago de Chile.

Esta vez el 11 de junio de este año ocurrió un nuevo suicidio, en esta oportunidad de un hombre mayor. Evento que vuelve a impactar fuertemente los ojos de quienes estuvieron presentes y también de todes quienes presenciamos la lamentable noticia a través de los medios de comunicación. Sin embargo, lo que más se ha destacado en los medios y RRSS es la falta de humanización, empatía, descriterio, ante la posible naturalización que se está generando de este tipo de hechos.

Es triste, indignante, aunque no llamativo, que ese día los encargados del mall y las miles de personas que estaban de compras o de paseo en el Costanera Center, no hayan hecho más que continuar con su vida cotidiana. El mall no cerró sus puertas, las tiendas no dejaron de atender, ni tampoco las personas que transitaban hicieron el intento de retirarse, para que el mall se viera en la obligación ética y moral de priviligiar el respeto por la persona recién fallecida, por sobre los pesos que perderían en las horas que hubiese bastado para poder realizar el procedimiento, sin los miles de ojos voyeristas.

Y es que todo lo que ocurrió ese día, es fiel reflejo de la violencia estructural que ronda en torno a la vida humana, y en este caso de una persona mayor. El privilegio del consumo por sobre la vida humana y la supremacía del interés personal por sobre el colectivo y en este caso frente a una persona que optó por quitarse la vida. El ser transparente, no escuchado, no respetado, aislado, tapado con con carpa azul ante la mirada de miles que te dejaron en el vértice, bordeando el desecho… Esto también es violencia estructural, porque pasa a ser constituida y ejercida por la sociedad en su completitud y claro, promovida por el sistema capitalista, neoliberal y en este caso viejista.

Los suicidios en personas mayores no son aislados, de hecho es el grupo etario que presenta la tasa más alta respecto a los otros grupos. En efecto, son los hombres sobre 60 años, quienes más ejercen suicidio, de forma más letal y violenta.

Es por esto que hoy, el día contra la violencia y abuso contra las personas mayores, quise hablar sobre el maltrato estructural que presenciamos frente al fallecimiento por suicidio, de un hombre mayor. Para ello, quiero aportar a la reflexión con un artículo que escribí hace unos años en el contexto del Magíster de Psicogerontología, y que decidí actualizar y contextualizar en marco Pandemia Covid, fue publicado en enero de este año por la Revista Geronte de México y pienso que hoy es el día preciso para compartirlo con todes.


Desprotección estatal de la salud mental de las personas de 60 años y más: Nada nuevo bajo el sol. Diario La Tercera.

Vulneración de derechos y rol del Estado

Diario La Tercera

Les comparto la columna que escribí junto a Agnieszka Bozanic sobre la deuda histórica que tiene el Estado frente a la salud mental de las personas mayores y que se ha visto fuertemente impactada por la pandemia del Covid-19.

Para leer haz click aquí.

Link columna

Reportaje Diario La Tercera sobre la Película El Agente Topo, película chilena nominada al Oscar 2021

El Agente Topo y sus reflejos de la sociedad.

Diario La Tercera

Les comparto la entrevista completa que me hicieron desde el Diario La Tercera para este reportaje

  1. Entrevistadora: ¿Cuáles fueron tus primeras impresiones al vera película?

Patricia: Vivo en Ciudad de México desde año pasado, y desde que se lanzó estrenó la película hace unos meses tenía muchas ganas de verla y no podía porque a México no había llegado. Fue una sorpresa cuando se informó que la subirían a Netflix Latinoamérica, la vi el mismo día del estreno en la plataforma. Siento un gran orgullo de saber se están difundiendo películas chilenas de alto contenido social y que reflejan una realidad tan poco visibilizada, como es la de personas mayores de nuestro país que viven en residencias de larga estadía. 

En mi caso en particular, tenía especial interés en ver la película, de hecho, ya estaba comenzando a escribir una columna de opinión sobre ella, esto porque el 2016, mientras hacía el máster de psicogerontología en la UB tuve la oportunidad de hacer una pasantía en una residencia pública en Barcelona España y a mi vuelta tuve la oportunidad de trabajar como psicóloga en una residencia de larga estadía de una fundación sin fines de lucro. Por lo mismo, tenía ciertos prejuicios iniciales de qué y cómo se iba a mostrar y abordar la vida de las y los residentes. 

Mis primeras impresiones iban en esa misma línea, al no haber leído críticas ni conocer mucho de la película no sabía que era un documental y que todo lo que ahí se muestra fueron grabaciones de un contexto real y con personas que no eran actores ni actrices, por lo mismo en un inicio pensé que se estaban ofreciendo al espectador muchos prejuicios, estigmas, los que se denominan edadismos en específico viejismos, es decir, discriminación por edad. Esto sobre todo en torno al trato que se da a las personas mayores tanto al Agente Encubierto como a las y los residentes. Pero al mismo tiempo, percibía que se estaba efectivamente mostrando la realidad de nuestro país, por ejemplo, personas mayores que a pesar de haber jubilado siguen buscando trabajo porque las pensiones en nuestro país son de miseria lo que muestra la inequidad socioeconómica y vulneración de derechos que siguen presentando este grupo etario, así como las mujeres, etnias y personas del colectivo LGTBIG+. A la vez, se da a conocer la brecha digital, es decir, el desconocimiento de las nuevas tecnologías por parte de las personas mayores y también la falta de capacitación y paciencia de las generaciones más jóvenes al intentar enseñar a usar estas tecnologías, por ejemplo, el celular que se le pasa al Agente encubierto, uso de WhatsApp, videollamadas y otras, cada vez más necesarias en tiempos de pandemia que nos ha obligado a la distancia social y al contacto virtual. También, se muestra de manera magistral, la cotidianeidad y diario vivir de las personas mayores residentes y del equipo de trabajo, en este punto aparecen situaciones, que por un lado pueden ser positivas y por otro, negativas. 

Lo positivo, se relaciona con el interés de algunas integrantes del equipo de cuidado y de la dirección en promover la funcionalidad de algunas de las residentes, por ejemplo, a las más autovalentes se les favorece que realicen sus actividades como ir a cobrar su pensión y salir de la residencia, a su vez se realizan eventos conmemoratorios al fallecer una de las residentes y se hace un homenaje muy bonito relacionado a sus intereses, la poesía. También se realizan actividades recreativas como alianzas y celebraciones, lo que invita a un ambiente más cálido, amable y festivo. Un punto que también se muestra y se puede analizar, es como de alguna manera se intenta promover la identidad personal de las residentes, permitiendo que adornen sus habitaciones con objetos propios y queridos, lo mismo con la vestimenta, aspectos fundamentales para la salud mental y mantener la identidad personal. 

Por otro lado, se aprecian aspectos negativos, y que también se observan en la realidad chilena y latinoamericana, por ejemplo, edadismos y prejuicios en el uso del lenguaje, al decir, abuelito, abuelita, y al infantilizar muchas veces a las personas mayores, olvidando que han tenido una larga historia de experiencia y saberes. Junto a esto, las residentes que al parecer presentar patologías de salud mental o tienen una dependencia severa, tienen a ser menos atendidas, acompañadas o intervenidas, y esto tiene que ver justamente con la falta de formación especializada para cubrir de forma eficiente, con calidad y humanidad estas necesidades. 

2. E: Por medio de Twitter Agnieszka Bozanic de Fundación GeroActivismo dió luces de un análisis de mayor profundidad al decir «Hay varios puntos de que están pasando por intentar visibilizar el abandono hacia las personas mayores, uno de ellos la ética». ¿Tú qué piensas al respecto?

P: En Chile, las personas mayores han sido invisibilizadas históricamente, hace décadas han sido organizaciones sociales como club de adultos mayores y ONG, quienes han luchado por promover algunos derechos de las personas mayores y también hay fundaciones sin fines de lucro, como la iglesia, por ejemplo, quienes se han hecho cargo de por ejemplo los cuidados de las personas dependientes y con menos recursos. Sin embargo, se ha realizado generalmente desde una mirada asistencialista y de la caridad, no así desde una perspectiva de derechos, que empoderar a la persona mayor y que también haga partícipe a las familias y a la comunidad en esa inclusión necesaria de las personas mayores a la sociedad. Si hay abandono, aislamiento, exclusión de las personas mayores, es porque el Estado no ha tomado las medidas sufrientes, porque las familias en muchas ocasiones se han desprendido de su deber humano y social del cuidado y porque las comunidades no integran de forma suficiente, pero también es porque las mismas personas mayores no siempre se sienten sujetos y sujetas de derecho para exigir que se garanticen sus derechos. Por tanto, no solo hay que analizarlo desde un punto de vista sociocultural, de salud, sino sobre todo ético y de derechos. 

3. E: En conversación con la producción del documental, me dijeron que para realizar las filmaciones contaron con autorizaciones firmadas tanto del hogar, como de cada uno de los adultos mayores involucrados (o sus apoderados, ya sea hijos, nietos, etc). Aún con tales permisos, ¿Consideras que se debió tomar algún tipo de resguardo en torno a la imagen de los adultos mayores retratados?

P: Leí en una entrevista que la misma directora en un inicio tenía sus prejuicios y que casi sería un documental de denuncia, y que ella misma gracias también al rol de Sergio Chami, dio un vuelco importante en su mirada y en lo que se estaba mostrando, ya no desde la denuncia, sino desde visibilizar muchas veces, el dolor, soledad y agregaría yo también, la falta de recursos económicos, humanos, de formación y de integración comunitaria, tan necesaria en las residencias. Por tanto, pienso que como muchos documentales que han sido grabados en inicio sin explicitar que se realizará una película y que sería expuesta, pienso que también es una vía de mostrar una realidad más palpable y sin velos. Sin embargo, también leí que la película no se iba a estrenar sino brindaban el consentimiento. Lo que pienso que se podía haber cuidado son algunas imágenes de espacios más íntimos y desconozco si todos y todas las residentes habrán dado su autorización o si el o la representa legal lo habrá dado, para aparecer en la película. 

4. E: A modo general ¿Cómo ves el tratamiento de los adultos mayores en Chile?

P: En general el tratamiento y acompañamiento gerontológico y geriátrico, en nuestro país es baste incipiente y reciente, y hay un gran desafío y deuda en el abordaje de salud integral y sobre todo de salud mental en las personas mayores que viven residencias de larga estadía. Por ejemplo, en la película se puede apreciar como en la residencia el tiempo se detienen, al no haber actividades o intervenciones multidisciplinares, más allá de los cuidados y atención kinésica que se observa, no se ven intervenciones de terapia ocupacional o psicológicas, esto a pesar de observarse largo periodos de latencia, aburrimiento y soledad. Se observa también personas con presencia de patologías de salud mental y que son escasamente tratadas, síntomas depresivos, posibles demencias tipo alzhéimer, las que el Agente encubierto va descubriendo y va acompañando de forma humana y cariñosa, sin incluso tener formación. Pero esto también demuestra la necesidad urgente de contar con orientaciones técnicas por parte de las instituciones públicas como sería SENAMA o el Ministerio de Salud. Importante relevar y dar valor el rol de las cuidadoras quienes tienen extensas jornadas de trabajo y pasan la mayor parte del día con las y los residentes intentan dentro de lo posible apoyar por ejemplo con estrategias para disminuir la angustia en una de las protagonistas que al parecer tiene demencia y está extrañando a su madre y quiere salir de la residencia. Sin embargo, falta un abordaje integral desde una perspectiva multidisciplinar y de derechos. A su vez, no se observan actividades e intervenciones con la comunidad, las que son claves a la hora de ofrecer servicios de cuidado a largo plazo integrado en la sociedad.

Película The Dig y Pieces of a woman. Muerte, duelo y feminismo. Alerta de spoilers

Ambas películas tienen un trasfondo que permite agrupar grandes temáticas de la vida, y que se escuchan frecuentemente en la clínica: la muerte, el duelo, el amor, la maternidad, la relación madre-hija, el rol de la mujer frente a las perdidas, y las expectativas y dinámicas familiares ante ellas.

La excavación y Fragmentos de mujer son largometrajes con tonalidades similares, pero escenarios completamente diferentes. Te regalan escenas con una fotografía fabulosa y detalles que harán explotar en el y la espectador/a emociones y sensaciones, que en ocasiones reventaran suave como burbujas de jabón y en otras las sentirás como bombas. Si además, ambas películas las ves como yo, el mismo día, pasarás por toda la gama emocional que presiona el corazón.


Película The Dig 2021
(La Excavación)

The Dig, es una película inglesa-americana dirigida por Simone Stone y basada en una novela de mismo nombre. En este bello largometraje te mueves entre la compasión, dolor, nostalgia, pero también te encuentras con sutiles notas de ilusión y esperanza, esto a pesar de estar ambientada en la Inglaterra adportas de la segunda guerra mundial. Lo precioso es que reconoces el contexto por los diálogos, aviones que sobrevuelan, noticias de las radios, pero su centro está en lo íntimo y en lo privado de la historia de sus personajes.

Lo profundamente conmovedor y llamativo es el acento que se da al proceso de la excavación de los túmulos y la belleza de la arqueología, al traer al presente lo que es del pasado, desenterrando justamente eso «olvidado» para revitalizarlo y darle valor en la posteridad. Trayendo así, los muertos a la vida.

Alrededor de la excavación de los túmulos que realiza Basil (Ralph Fiennes) en el terreno de Pretty (Carey Mulligan) descubren un barco mortuorio de la época anglosajona, objeto de inconmensurable valor arqueológico, histórico y económico. El foco no está en lo que se encuentra, sino cómo se llega a él y el significado para los protagonistas, quienes van tomando ciertas decisiones y afrontando situaciones personales aparentes pero no reveladas, y que se develan a partir de este descubrimiento.

Un dato interesante es que ésta excavación está basada en hechos reales, donde en la d sel 30 se descubrió un barco en el terreno de una casa, la de Peggy.

Excavación original en 1933

Es así, como se cuenta la historia de Pretty, viuda de un coronel que le pidió matrimonio durante 16 años, tiempo que ella se negó porque cuidaba a su padre enfermo, se casan posterior a su fallecimiento. Pretty, es una mujer que se enfrenta a la muerte de su padre, posteriormente a la de esposo al poco tiempo de tener a su hijo Robert (Archie Barnes) y luego Peggy se enfrenta a su propio proceso de despedida de la vida, producto de una enfermedad cardíaca que justamente va robándole y dando más y más energía en la medida que se excava más profundo los túmulos.

Robert Pretty

Interesante también, es el el papel de Robert quien a su no más de 10-12 años también comienza su proceso de transformación interna, al ver en Brasil el padre que no tuvo y al percibir que su madre también está muriendo. Ante esto una escena bellamente creada muestran como Robert le cuenta a Basil que él se hizo cargo de su madre al fallecer su padre y que ahora está fallando, al ver que lo puede hacerla sentir mejor. Frente a esto Basil le transmite una cruda y hermosa enseñanza «todos fallamos, todos los días, así es también la vida».

Peggy y Basil

A pesar de lo tradicional del contexto, se muestra a una mujer nostálgica que a su vez, se va empoderando y dando frente poco a poco a sus propias pérdidas. También, se suma el rol de Brasil, con una humildad, inteligencia y constancia en su oficio que son admirables. Basil pasa a representar en ocasiones el esposo fallecido y el padre que no tuvo el hijo de Pretty, permitiendo llenar cierto vacío, sin negarlo sino siendo parte del engranaje para ir dando frente al dolor, con bondad y sabiduría.

Peggy y Stuart

En este periplo de la excavación, también encontramos la relación de pareja de Peggy (Lily James) y Stuart (Ben Chaplin). Aquí hay críticas a la película de que el papel de Peggy fue creado desde una mirada sexista, porque se minimiza su rol. Su personaje realmente existió era una exitosa arqueóloga que estudió en Cambridge y en la película queda más bien como una sombra tras su esposo. Esto se puede observar desde un inicio de la película, donde ella no es ‘vista’ ni es objeto de deseo de su esposo. Relación que se basa en una compañía fría, desaliñada, sin intensidad ni sexualidad. Tipo de relación que se va develando también en la medida que se va profundizando en la excavación.

Peggy y Johnny

Con sutiles detalles que Peggy percibe, descubre que su esposo vibra con su oficio y también con un hombre del equipo, sensación que no le es familiar y comienza a poner en duda su forma de relación. Por lo que también como otros personajes, Peggy comienza un proceso de desvinculación y posterior duelo al decidir separarse, no sin antes recibir un consejo de Pretty, quien le dice que la vida es corta y hay que aprovecharla. Es así como Peggy deja ir a su esposo para que sea feliz, a lo que él le responde «puedo aprenderlo contigo», desición que refuerza la idea de que es mejor vivir caminos separados. Está decisión libera a Peggy y la hace salir de las sombras, encontrando por escasos momentos toda esa vitalidad, vibración y éxtasis en Johnny Flynn (Rory Lomax) primo de Peggy, que está adportas de alistarse a las fuerzas áreas inglesas en la guerra contra Alemania.

Sin duda una fantástica película, que da lugar a otras historias también vinculadas a las perdidas de orden más bien simbólico.

Por su parte, la película canadiense Fragmentos de una mujer, dirigida por Kornél Mundruczó, aborda de manera cruda y sensible a su vez, el duelo perinatal, el impacto subjetivo y las diferentes formas de afrontamiento que tiene Martha (Vanessa Kirby) y su pareja Sean (Shia LaBeouf), así como la familia de ella.

Paradójicamente, el contexto del fallecimiento de la hija de Martha y Sean, se da al momento de su nacimiento, en un parto en casa. Exhibiendo durante varios minutos, en momentos angustiantes, la experiencia de dar a luz de forma natural, sin los resguardos que puede tener el hospital, pero también dando luces del deseo de evitar la violencia obstetrica que se vive a nivel hospitalario.

Momento del parto

El foco de la película gira en torno a dos procesos simultáneos. Por un lado, el juici moral y legal a partera y por otro exhibe de forma magistral una de las miles de maneras que hay de atravesar un duelo y en este caso de un hijx. Por su parte, Martha lo experimenta con un dolor que se mueve en placas subterráneas y que difícilmente perciben sus cercanos, en una primera instancia intenta borrar todo signo y señal de su hija.

Esa negación inicial le permite mantenerse aparentemente en pie, sin embargo, los detalles, como las pepitas de manzana y el cuidado hacia ellas para luego transformarlas en brotes, van develando los avances de ese cruce del duelo, el que a su vez tiene un correlato sumamente explícito en la relación con su propia madre (Ellen Burstyn) quien en primera instancia la juzga, pero finalmente se observa cómo se reconstruye ese vínculo, posterior al cruce del duelo de Martha y de la declaración de demencia posiblemente Alzheimer de su madre.

Esta película devela el rol de la mujer ante la maternidad, los cuidados y acompañamiento durante el parto y cómo también cómo se le juzga frente a las decisiones que toma ante su cuerpo e incluso forma de parir. Se juzga a la partera y también a la madre, pero en ningún momento se interpela el rol del padre. Tal vez por omisión el director quiere mostrar ese estigma social hacia la mujer o tal vez de desde su propio prejuicio no lo incorpora.

Me interesa mencionar que no debemos juzgar a priori las maneras en que las mujeres deseamos parir, hay miles de embarazos en casa que han tenido buen termino, así mi abuela dio a luz a 4 de sus 9 embarazos… Y también, han habido riesgos, fallas, errores y malas praxis en el ámbito hospitalario. Por lo que la idea aquí, no es juzgar desde una mirada moralista el embarazo ni la forma de parir. Lo que también es mostrado en la película, cuando Martha decide no culpabilidad en el juicio a la partera, diciendo que no es lo que querría su hija en esos segundos que tuvo de vida. Ahí se muestra como va cerrando su proceso de duelo.

También, se observa cómo los patrones de género se exacerban frente al duelo. Sean, lo experimenta con un dolor más expuesto, desde la ira, impotencia e incluso violencia al intentar obligar a Martha a tener relaciones sexuales con él, al lanzarle la pelota de pilates en la cara, juzgando ciertas decisiones de ella y por su puesto, buscando satisfacer sus deseos sexuales con otra mujer, siendo además, prima de Martha. Es decir, un hombre desmoronado pero trazado por el patriarcado. Frente a esto, a Martha se le observa queriendo volver a la vida cotidiana e incluso queriendo relacionarse con otro hombre, al que solo le da un beso en una discoteca y se marcha a su casa, con posibles sentimientos de culpa que le resaltan como dique.

Un hermoso símbolo de la película es el puente sobre el mar, en el que trabajaba Sean, en la medida de que Martha va cruzando duelo este puente se va uniendo, favoreciendo así ese camino.


Estas tremendas películas las puedes ver en Netflix, te dejo los trailers y espero sus reflexiones!

https://youtu.be/4-z9wzJl4XY

https://youtu.be/bBsZz_3ouPI